Ataques de Pánico

El ataque de pánico es una reacción de ansiedad muy intensa, acompañada de la sensación de falta de capacidad para controlar esta reacción. 

Uno siente que un momento está envuelto en una situación descontrolada que genera miedo. Aparecen temblores en las piernas, brazos, sudoración, palpitaciones, sensación de ahogo y dificultad para respirar. Se sigue la sensación de mareo y de calor, náuseas y hasta en situaciones de miedo al mar, un ataque al corazón o algo similar y morirse ahí mismo.

Todo lo que sucede en tan solo unos minutos, es la ansiedad en su máxima expresión. La crisis de angustia o como se conoce, ataque de pánico, es un trastorno para controlar la vida del padece. Va más allá de la razón, por mucho que te diga que no te va a suceder nada, que este problema tiene muchas personas, no podemos dejar de tener terror en este mal amigo. Es muy incapacitante y puede terminar afectando negativamente a todas las áreas de tu vida: el trabajo, la familia, los amigos, la pareja y el ocio.

El miedo a que nos dice un suceder hace que está en el modo de alerta, pendientes de nuestro cuerpo, de signos o sensaciones físicas parecidas a que tenemos con el ataque de pánico, que nos preocupa por lo que podría suceder en tal caso; Lo sentimos, estamos en peligro constante, la ansiedad se ha apoderado de nosotros, tenemos más crisis o ataques de pánico inesperados ... el miedo se ha instalado en nuestra vida y nos hemos dado cada vez más, se ha convertido en un trastorno de pánico.

¿Por qué no? ¿Qué es esto?

El miedo a la ansiedad y las conductas de evitación hacen que el problema se mantenga a largo plazo.

Si has tenido un ataque de pánico y sientes miedo de que te veas, te conviertas en un psicólogo para prevenir que pase de un simple susto, un problema que pueda afectar tu vida y dañar el bienestar.


Dejá un comentario