Cuál es el Límite de las Actividades Extraescolares

 

 Danza, inglés, natación, fútbol, dibujo, gimnasia rítmica, taller literario, cerámica y acrobacia en telas conforman sólo parcialmente el mapa de opciones infantiles a la hora de elegir actividades fuera del colegio. A veces a pedido de los chicos y otras, como consecuencia del deseo de los padres, los niños se ven inmersos en múltiples obligaciones que, en algunos casos, pueden ser excesivas.

Como suele ocurrir con este tipo de decisiones, nunca hay una medida externa que nos indique qué hacer”, asegura la licenciada Natalia Tshakmakian, psicóloga especialista en niños y adolescentes.

La especialista dio como primer consejo tener en cuenta al chico, más allá de las pretensiones de los padres. “Al tratarse de actividades extracurriculares, la guía principal para la elección siempre debe ser el deseo del niño. No debe plantearse con la obligatoriedad que implica el área escolar”.

Para Tshakmakian, la clave es prestar atención a la actitud del nene respecto al curso elegido: “Uno de los indicadores fundamentales a tener en cuenta para saber si el niño está en la actividad correcta es la actitud que muestre con respecto a ésta. Si va feliz, si va predispuesto, si se siente a gusto”.

En cuanto a la cantidad de cursos o talleres en los que se anota a los chicos, la psicóloga destacó que “no todos responden igual, esto se nota en su rendimiento en el colegio y en la energía que les queda para cumplir con sus rutinas”. Y amplió: “Hay chicos que se encuentran sumamente colapsados de actividades y se los ve irritados, exhaustos. Ese debería ser el indicador para realizar una selección en la cantidad de actividades”.

¿Cómo saber, entonces, cuántas y cuáles actividades elegir? Según la especialista, “cada niño es un mundo aparte, y en ellos está siempre la respuesta ante lo que, como adultos, estamos haciendo mal o no”.


Nota publicada el día 14/03/2017 en Clarín.com (Link a la nota acá)

Dejá un comentario