Yo Soy Así

Estudio preliminar del carácter

Cuántas veces ante diferentes situaciones reaccionamos ante los otros y nosotros mismos diciendo un categórico “yo soy así.” Lo escuchamos en el consultorio. Surge la pregunta en un análisis.

¿Que significa ? ¿Quién dijo que soy así? Y si soy, ¿quiere decir que no puedo cambiar? Veamos algunos ejemplos de los que solemos escuchar:

“Soy casera, me gusta estar en casa” Se confunde con lo que le gusta. “No hablo, soy callado” Lo habitual asimilado a su ser. “Soy rápida, decidida”

El orgullo de ser así. Soy nerviosa, o rígido o histérica como lo que uno tiene que ser, porque alguna cosa hay que ser. Y escribo “cosa” y me surge la pregunta ¿cosa? Seria lo fijo, petrificado, sin palabras.

Muchas veces escuchamos a los padres decir “Sos torpe” o “Sos un irresponsable” o hacer comparaciones adjetivantes con los hermanos. Estas palabras se cristalizan y el chico es eso precisamente, lo que se le ha endilgado.

“Yo soy así, no tengo arreglo, no sé para que vengo” Si consulta, es porque lo mandan.

A veces es reivindicativo. “Nací así.” “La vida me hizo así “  “Es mi manera de ser”. Se justifica. “Yo hago esto porque soy así”.

El ser humano se muestra con su Yo. ¿Qué se dice del yo? Yo: Serie de defensas, negaciones, barreras, inhibiciones, fantasías que orientan y dirigen al sujeto. Organización completa de certidumbres, creencias acerca de sí mismo Freud denomina sistema ideacional. Aquello en lo que el sujeto esta capturado, alienado.

En el Seminario 1 Lacan dirá que el yo es “Un síntoma privilegiado en el interior del sujeto. Es el síntoma humano por excelencia. La enfermedad mental del hombre.” Mas adelante dirá que es un lapsus, un acto fallido.

“Yo” seria igual a espejismo. La formación de la función del yo a diferencia de la constitución del sujeto se da en el Estadio del Espejo. Tiene que ver con la instancia imaginaria, con la imagen. El yo esta determinado sin saberlo. Ilusión de creer que yo: es. Que es completo, no sabe que no es completo. El yo es ignorante de la falta.

Imaginaria es la relación del sujeto para con su yo. Toda relación Imaginaria esta dedicada al engaño y al fracaso.

Están integrados en el yo los denominados rasgos de carácter. Son ego sintónico, porque están en armonía y son compatibles con el yo.

¿Qué es y cómo se forma el carácter?

El carácter es la reacción al desarrollo libidinal del sujeto, la trama en la que este desarrollo esta atrapado y limitado.

Las dos fuentes de la formación del carácter estarían dadas por formaciones reactivas de las pulsiones parciales y por identificación al rasgo de otro.

En “El carácter y el erotismo anal”, Freud dice que las formaciones reactivas pueden constituir rasgos de carácter más o menos integrados con la personalidad. Es lo que ocurre en la neurosis obsesiva. El sujeto hace alarde de virtudes morales las cuales están en oposición a su deseo. Ya en “Tres ensayos...” dirá Freud que la obstinación, la economía, y el orden se derivarían del erotismo anal.

“Soy tonta”, “Soy torpe”, dice el Yo. Esto de tonta o torpe, le viene del otro que lo ve así y con el cual el yo se identifica imaginariamente.

Entre las características del carácter encontramos su fijeza. No se puede mover. Es difícil de conmover, de perder el goce que le procura. El sujeto no quiere deshacerse de la marca que tiene impreso su yo, justamente siente que se deshace, se desarma.

El goce es lo que lo retiene.

El sujeto se sostiene en una imagen unificada del cuerpo.

Sostener una imagen, una posición, que no se mueva de lugar. Se va a sostener como si no tiene síntomas, fisuras. Es el “Yo soy así” del Narcisismo. Inmutable. Cuanto más se afirma, mas se aliena. .Estas dos: imagen más ideales, lo constituyen y lo alienan. Cristalizado en una imagen que desconoce, no sabe en que yoes esta identificado.

El sujeto no lo vive como algo que le molesta, no reconoce que le pasa. Por ejemplo en “la manía de limpieza del ama de casa” ella quiere que los demás cambien, hace sufrir al entorno.

Lo mismo se podría decir del “Soy frontal, digo lo que pienso”. Orgullo narcisista. No le importa el otro. Agresividad narcisista manifiesta.

A veces constituyen verdaderas inhibiciones como por ejemplo “Soy casera...”

“No manejo, no me gusta. Soy así” No se expone.

El yo, como verdadera sede de la angustia, renuncia a modificarse para evitar conflicto con el Ello o con el Súper yo tanàtico. La resistencia como agresividad de la libido, también se expresa “Yo soy así, nadie me puede ayudar”.

Si soy así, que voy a hacer... Así dice el paciente y el tango. Lleva a la posibilidad del cambio, el surgimiento de la pregunta por el ser. La adolescencia, el matrimonio, nacimientos y muertes, entre otros acontecimientos en la historia del sujeto, conmocionan y producen efectos en este sentido.

Como analista, habría que direccionar la cura para que advenga un sujeto que interrogue a su yo.

Que se haga síntoma, que le moleste, que se pregunte. ¿Porque soy así?
Si no hay preguntas es que hay creencias, afirmaciones y negaciones a las que esta apegado el sujeto. En el análisis se crea la ignorancia con relación a la verdad.

El yo no sabe nada acerca de los deseos del sujeto. Este es su desconocimiento.

El yo se extravía en las maquinaciones imaginarias del sistema del lenguaje “Todo lo que yo digo, es lo que tengo que decir.”

El yo miente y nos miente. El yo, en calidad de objeto, está alojado en su refugio narcisista. Hay predominancia del registro imaginario.

Se trata de que se realice la verdad del inconsciente para que aparezca un sujeto. Lo simbólico barre con la resistencia del yo.

Después de un recorrido vera que lo que él creía no es, y por lo que vino a análisis tampoco es.

Los rasgos de carácter son la forma de presentación del sujeto alienado a su yo.

 

Comentarios:

Alvaro

9 de septiembre del 2018

Excelente el articulo.

Cristina

5 de septiembre del 2018

Excelentes publicaciones, son de suma utilidad. Graciasss!!!????

Dejá un comentario